Introducción a la música libre en internet

Written by Erofex on . Posted in Articles

CC1Repaso rápido sobre la música libre. Revisamos una serie de interesantes conceptos e ideas que caracterizan la música libre, que se están empezando a aplicar también en la industria musical. La música libre lleva un largo recorrido de experimentación artística y cultural donde ha generado una escena de netlabels, artistas y plataformas que han desarrollado proyectos nuevos y avanzados, siempre en un panorama alternativo al mundo comercial.

1. ¿A quién va dirigido?
2. Introducción: Dos conceptos básicos
3. Definiciones
4. Ejercicio: ¿Es música libre?
5. Nuevas ideas y modelos para la música
6. Barreras
7. ¿Por qué?
8. Conclusiones
9. Más información

1. ¿A quién va dirigido?

Este artículo recoge breves definiciones, enlaces y conceptos sobre la música en internet y otros procesos creativos que han aparecido en los últimos tiempos.

Está dirigido a creadores de música amateurs y profesionales, a público con ciertas inquietudes que consume música activamente, y a público que ya consume música por internet a través de canales convencionales (radios, Spotify, p2p).

En este artículo se habla de Netlabels, Creative Commons, Netaudio, Twitter, Crowdfunding, Cultura Libre, Long Tail, Remix, Bandcamp, Jamendo, Flattr, etc. (¿Alguien conoce alguno de estos términos?)
Pero NO se habla de p2p, SGAE, Lady Gaga, Bit Torrent, Ley Sinde, Spotify, CDs, Radio online, iTunes, Derechos de autor, Canon digital o MySpace.

Vamos a tratar la música como cultura y arte principalmente, no como un producto industrial o comercial.

2. Introducción: Dos conceptos básicos

¿Música LIBRE es música GRATIS?

Hablamos de música LIBRE en internet. Pero, ¿qué es LIBRE? ¿LIBRE es GRATIS? NO. La música libre no se “regala”. En la música libre se liberan algunos derechos y usos de la música, como el de distribución gratuita o la proyección pública, pero la autoría y sus derechos siguen siendo del autor que es quien decide que derechos se liberan de su obra y en que términos. El verbo “regalar” es una forma peyorativa de los autores que venden su música como producto cuando hablan de liberar su distribución.

Los música y sus derechos siguen perteneciendo al autor, pero en una época donde la copia digital tiene un coste despreciable, seguir tratando el formato físico como un producto de consumo masivo carece de sentido.

¿La música está en CRISIS?

¿Hay crisis en la música? Claramente no. Estamos en un momento donde hay más música que nunca. Con las nuevas tecnologías, se han democratizado las herramientas de creación, grabación y distribución. Ahora mucha más gente está haciendo música que además llega a más público. En definitiva, es más fácil y accesible consumir y crear música.

¿Hay crisis en la industria musical? Pese a que las grandes empresas del sector digan que la industria está desapareciendo, no todos los negocios están reduciéndose, hay algunos que están en auge: la música en directo, los canales de música digital, las editoriales que colocan música para otros proyectos, etc. Y respecto a la música grabada (uno de los negocios más afectados), también hay sellos e iniciativas más flexibles y ágiles que han sabido entender el nuevo panorama musical y que se han adaptado antes a los nuevos tiempos.

Por tanto, pienso que no hay crisis en ninguno de los dos aspectos. Hay mucha más música que antes, unos nuevos modelos de industria y un acceso a la cultura que funcionan. Estamos de enhorabuena.

3. Definiciones

Unas definiciones breves sobre conceptos de la música libre:

Netlabel: Entidades discográficas que utilizan principalmente internet para distribuir su música o producto audiovisual en formato digital. Ejemplos: PendriveAudiotalaiaEardrums Pop, …

Licencias Creative Commons. Son documentos para licenciar música (o cualquier tipo de contenido) basadas en la cesión parcial de derechos. Hay diversos tipos de derechos que se pueden ceder o reestringir, pero en general, están diseñadas para fomentar una cultura más libre y unos contenidos más abiertos.

A través del siguiente video (bastante viejo y un poco obsoleto a veces) se explica fácilmente. Además, en la página de Creative Commons está todo mucho más detallado.

Netaudio: Esta palabra se refiere a la comunidad de netlabels, público, creadores y las relaciones que se establecen entre todos ellos a través de internet. La comunidad también comprende a las radios, revistas y plataformas de soporte a la música libre y netlabels.

Cultura libre. “Visión de la cultura promovida por un hetereogéneo movimiento social basada en el principio de libertad para distribuir y modificar trabajos y obras creativas”. [Wikipedia]. De alguna forma, relacionada con el sofware libre, la wikipedia (conocimiento abierto), el open data (tan de moda actualmente) y el hardware libre.

Plataformas de distribución de música libre: Son plataformas en internet donde cualquier persona puede poner su música para ser escuchada gratuitamente. Son herramientas vitales para netlabels y músicos que deciden liberar su música: archive.orgJamendoSoundcloudbandcampSonicSquirrel, …

Al final, la música libre puede considerarse como una parte de la re-democratización de la cultura para creadores y público.

4. Ejercicio: ¿Es música libre?

Tras la introducción, los conceptos y las definiciones base, se me ocurren unos pequeños ejercicios para saber si se ha comprendido que es música libre y que no. Vamos a ello:

a) El grupo de pop X ha colocado en su página web su último álbum “XXX” para escucha gratuita en streaming. ¿Es música libre?

NO, porque no están liberando ningún derecho de su música. Sigue teniendo el copyright pero permiten la escucha a través de su web de forma gratuita, pero únicamente eso. Ningún uso o distribución diferente de su música está permitido.

b) El músico Vate tiene en Jamendo toda su discografía. ¿Es música libre?

SÍ. La música de Vate en Jamendo (y generalmente, toda la música de Jamendo) tiene una licencia de Creative Commons y tiene liberados los derechos de reproducción, distribución y permite la obra derivada.

c) El grupo Monoculture tiene su música en MySpace, donde se puede escuchar gratuitamente. ¿Es música libre?

NO. MySpace no gestiona derechos ni asocia licencias a la música que aloja. La licencia y gestión de los derechos queda reservada a cada grupo/artista que tiene música en su perfil. Monoculture no muestra ninguna licencia de uso para su música, pero por el hecho de estar en MySpace para escucharla gratuitamente no la convierte en música libre.

d) The Pinker Tones regalaron CDs de su último álbum “Modular” en el metro de Barcelona. ¿Es música libre?

NO. Los CDs tenían los contenidos bajo copyright como la gran mayoría de música editada en formato físico y no liberaban ningún derecho de copia, reproducción o distribución. La entrega gratuita de los CDs en el metro fue una operación de promoción nueva pero no un giro hacia la música libre.

e) La banda The Sounds tiene su último álbum disponible para su escucha en Spotify y Grooveshark. ¿Es música libre?

NO. Spotify y Grooveshark funcionan como MySpace respecto a los derechos. Son unas plataformas de distribución pero no imponen ninguna licencia, ni abierta (Creative Commons) ni cerrada (Copyright). Es decir, permiten la escucha gratuita en streaming de la música pero no la convierten en música libre.

5. Nuevas ideas y modelos para la música

La música libre fue pionera en el uso de las nuevas tecnologías para cambiar el panorama musical y los modelos que había para crear y distribuir música. El resto de músicos, distribuidores e industria han seguido innovando en muchos campos y actualmente hay una pequeña revolución de nuevas ideas y formas de tratar con la música.
Aquí van algunas de ellas, nacidas de la música libre e íntimamente ligadas al desarrollo de las nuevas tecnologías.

- Los hábitos y formato de consumo han cambiado. En general, la gente más joven no conoce el formato físico de la música: No han comprado CDs nunca y toda la música la escuchan en MP3 en sus dispositivos móviles. La música circula gratuitamente por internet y a través del intercambio entre los dispositivos dentro de un grupo de amigos. Ésta es la generación futura de consumidores compulsivos de música. Siempre quedarán los melómanos y público que aprecie el contacto con el formato físico, pero estos volverán al vinilo y a las ediciones de coleccionista. El gran consumo jamás pasará por esto.

Los hábitos también cambian. La música no se consume en álbums ni incluso en canciones, sino a veces en unos pocos segundos de una canción, para saltar a la siguiente y a la siguiente y a la siguiente. Un dispositivo móvil con reproductor de MP3 puede almacenar miles de canciones, no hay que escucharlas enteras ni un álbum entero porque ya no tiene sentido condicionado por el formato.
Por tanto, hay que enfocar muy bien el público objetivo para realizar la música y formato adecuados para ellos. Volver a publicar EPs de pocas canciones o simplemente singles para pertenecer a listas y recopilatorios ahora vuelve a tener sentido.

- Los netlabels han permitido la edición de música de estilos no comerciales en igualdad de condiciones que el resto. Música que no tenía un valor comercial ya que su público y comprador objetivo es muy pequeño, y no compensaba una distribución física. Estilos experimentales, grabaciones de campo, world music muy concreta y otras rarezas ahora tienen su hueco en la red como cualquier otro.

- Siguiendo la idea anterior, la música en internet ha seguido también la teoría del Long Tail, definida por Chris Anderson (lectura muy recomendable). Con la globalización de la música en internet se han generado nuevas oportunidades para todos los músicos y artistas que realizan proyectos muy específicos pero que pueden tener audiencias considerables si agregan a todo el público al que puede llegar a través de la red.

- El concepto de hiperlocal también puede aplicarse a la música. La música ha tenido una evolución en la historia de ser puramente una actividad local a globalizarse de forma rápida con el avance de la tecnología.
Los músicos, artistas y bandas siempre empezaban a una escala local dando conciertos en su barrio, conociendo a otras bandas de su zona, buscando el público en su ciudad, para más adelante dar el salto hacia una ciudad más grande, ser conocidos nacionalmente y finalmente internacionalmente.
Ahora puede darse el salto de forma más rápida o simplemente empezar la andadura de forma global/internacional, sin importar donde se encuentra el músico físicamente. Los hábitos y técnicas de desarrollo local pueden funcionar muy bien en el ámbito global de internet. Lo mismo que se hacía antes localmente (conocer artistas, público, etc) se puede hacer en la vida virtual con las nuevas herramientas sociales. Para los conciertos en directo se hace más difícil.

- La colaboración para la creación y la distribución. El uso de la colaboración como herramienta está muy investigado en temas como la Cultura Expandida y la cultura del Mashup y el Remix. Es una herramienta que estimula la creatividad y es importante para la educación y la progresión. En la música, también permite lanzar nuevas ideas como por ejemplo la del netlabel EardrumsPop que en cada referencia nueva, una de las canciones es un cover de otra canción de un artista del mismo netlabel. Por otra parte, desde la dirección del sello también se favorece la creación de música entre artistas a distancia.
Además, la colaboración con el público también es importante, ya que permite un feedback directo sobre la música y los proyectos del artista, lo que enriquece a ambas partes. Es una invitación a participar a todo el mundo de la música.

- A nivel de modelos de negocio (o supervivencia) se han desarrollado también nuevos métodos exclusivamente a través de internet como son las plataformas de Crowdfunding, los micropagos de Flattr y los servicios orientados a la economía de la atención como el Payforatweet.

6. Barreras

La música libre se encuentra en un estado todavía underground. El público más interesado en la música y la tecnología conoce perfectamente la música distribuida gratuitamente y las licencias Creative Commons, pero la gran mayoría de público de consumo generalista de la música no conoce los detalles de derechos o conceptos detrás de todo esto.

Este gran público únicamente está interesado en consumir música (cuanta más y más barata mejor) sin ir más lejos en sus procesos de creación. Al público que empieza a conocer más sobre este tipo de creación y distribución, se les presentan unas barreras de entrada en forma de errores y problemas que no son fáciles de solucionar y que mantienen la música libre todavía en un subsuelo dentro de la cultura y la industria musical.
Dentro de este último grupo también se encuentran los músicos que conocen la industria tradicional y que son especialmente reticientes a estos nuevos modelos.

Errores habituales del público:

La música libre no es una descarga ilegal, es una descarga libre

Hay un sector que todavía piensa que descargarse archivos .MP3 es obligatoriamente ilegal, cuando toda la música libre distribuida en formato MP3 es perfectamente legal porque justamente está liberada su distribución a través de internet. La música libre se encuentra en servidores de acceso directo, no hay que buscarla en redes p2p porque no hay ninguna ilegalidad, todo lo contrario.

Si es gratis, es mala

Todavía hay la creencia de que las cosas que se dan gratis son malas o no tienen valor. La era de internet y sus servicios gratuitos está desmontando esta afirmación (¿te cobra dinero Google por usar el buscador, y Hotmail por el correo?). Igual que con estos servicios de calidad, el modelo de negocio por parte de las empresas o artistas es otro complementario al producto básico que se obtiene gratuitamente (en este caso, el producto es la música).
Es cierto que hay mucha música libre y no toda es de calidad, pero como en cualquier parte donde hay abundancia. No se puede generalizar únicamente porque su distribución sea gratuita.

Problemas del mundo de la música libre:

- Hay demasiada oferta de música libre, y rápidamente el público se pierde entre tantos archivos, grupos, netlabels y portales. No se suele saber por donde empezar a buscar y como seleccionar lo que es interesante para cada uno. Hay una sobreoferta (seguramente más música que público) y pocas herramientas para catalogar y encontrar la música deseada.
Es necesario conseguir que los medios, radios, catálogos, plataformas y los propios netlabels y artistas se autocataloguen, seleccionen y faciliten el consumo de música libre a todo tipo de público sin que deba estar ya en la escena.

- La música libre no llega al público general que consume música. La música libre carece de sistemas o recursos (normalmente económicos) para llegar a aquellos canales y medios donde se encuentra la música actualmente y donde el público general va a buscarla. Ya sean radios, TV, grandes portales, festivales, revistas, etc.
Por este motivo es difícil que toda esta música libre de calidad llegue a consumirse por el público generalista, ser más conocida y poder desarrollarse más adelante. En parte, puede darse un sistema de bloqueo por el motivo “el pez que se muerde la cola” al no disponer de recursos económicos para promocionarse pero no poder conseguirlos por no ser suficientemente conocidos por el público.

- La falta de participación y feedback por parte de público y de otros creadores. Las herramientas están listas para ser usadas en dos sentidos, para otorgar feedback a los artistas y colaborar con ellos. Están abiertas a que el mundo de la música libre sea mucho más abierto y colaborativo, pero en un gran número de las ocasiones hay una falta de participación en este mundo que impide su desarrollo. Falta la colaboración del público para difundir la música que les gusta, falta el feedback del público y otros creadores sobre la música para hacerla de más calidad, y falta también el soporte económico para conseguir que los músicos puedan profesionalizar en parte su trabajo.

¿Y la industria musical qué dice de todo esto?

Tanto las discográficas grandes (majors) como las independientes no se preocupan mucho por la música libre a nivel comercial, porque no representa un peligro ya que la música libre no tiene mercado actualmente en la industria.

Los canales de distribución habituales en internet como Spotify, iTunes y otros portales tampoco dan un soporte especial a la música libre ni encajan en su modelo. Es posible distribuir la música libre en Spotify por ejemplo, pero como cualquier otra música, sin las características diferentes de la distribución con licencias Creative Commons. Esto implica que hay un gasto de distribución extra para estar en estos canales que difícilmente se podrá recuperar porque no hay producto a la venta finalmente.

Sin embargo, algunos pequeños sellos y una parte de la prensa y escena más independiente, y que más apuesta por la música como un valor cultural y no puramente comercial, están interesándose por la música libre por su riqueza musical y experimentación. Ven en ella mucho futuro y la soportan dentro de sus (escasos) medios.
De aquí a llegar a la industria todavía queda mucho, pero empieza a haber ciertos modelos híbridos de música libre/no-libre en los sellos más pequeños que son más flexibles y arriesgan más con las propuestas.

Es importante dejar claro que no es contradictorio realizar música libre y entrar en la industria musical. Es simplemente una aproximación diferente a la industria usando nuevos modelos y las herramientas tecnológicas para conseguir un beneficio económico y moral por el trabajo de componer, distribuir e interpretar música.

7. ¿Por qué?

¿Por qué defendemos el modelo de la música libre? ¿Por qué creemos que hay que apostar por él como modelo de futuro para la cultura y la industria?
Enumero una serie de motivos:

- Porque tanto el músico como el público tiene más libertad. El público tiene más libertad para escoger que escucha sin estar condicionado. El músico tiene más libertad para crear y distribuir en la forma que quiera sin presiones.

- Porque es un modelo más democrático, ya que todos los artistas están en igualdad de condiciones para que su música llegue al público y éste decida su consumo por su calidad, interés, cercanía, etc. Almenos, en la teoría.
También es más democrático para el público porque puede acceder de forma más fácil a la música y la cultura sin diferencias económicas, de localización, culturales, etc.

- Porque favorece la cultura, ya que genera más movimiento social y de participación. Se generan más facilmente sinergias y colaboración, se expanden las posibilidades y se desarrolla una sociedad más avanzada.

- Porque hay más conexión entre el artista y el público. La relación es más directa y esto permite más desarrollo, más adaptación y mejores condiciones para todo. Una experiencia de la música a medida.

- Porque está adaptada a las nuevas tecnologías que permiten un acceso y consumo más fácil y generalizado de la música. No entierra los formatos físicos válidos pero no impide el desarrollo ágil de nuevos modelos, herramientas e innovaciones que permiten a los músicos, netlabels y público descubrir nuevas posibilidades y experiencias de la música.

8. Conclusión

A lo largo del artículo hemos hecho un repaso rápido sobre la música libre. Hemos visto una serie de interesantes conceptos e ideas que caracterizan la música libre y que se están empezando a aplicar también en la industria musical.

La música libre lleva un largo recorrido de experimentación artística y cultural donde ha generado una escena de netlabels, artistas y plataformas que han desarrollado proyectos nuevos y avanzados, siempre en un panorama alternativo al mundo comercial.

En la situación actual de la música en internet, creemos que el modelo de la música libre es un buen camino de desarrollo de la música por disfrutar de más libertad, democracia, cultura, conexión y sobretodo está adaptado a las nuevas tecnologías que son uno de los condicionantes cruciales de la industria y el consumo actuales.

La música libre nace de una rápida adaptación a internet en sus inicios y de unas motivaciones culturales y artísticas por la experimentación (en contraposición a los valores fijos de la industria tradicional).

Por estos motivos, creemos que el futuro de la música en internet tiene que tener muy en cuenta los modelos de la música libre y trabajamos para eliminar las barreras que le impiden su desarrollo.

9. Más información

Este artículo está escrito con el conocimiento, opinión y experiencia adquirida durante varios años dedicados a la investigación, desarrollo y difusión de la música y otros proyectos. Esperamos la colaboración de todos vosotros para corregirlo, ampliarlo y debatirlo. El campo de comentarios está abierto a todo el mundo.

Comments

View Full review 888 United Kingdom 888sport